Las empresas de alimentación vascas apuestan por la empleabilidad y la incorporación de talento para acometer los retos del futuro

El Cluster de Alimentación de Euskadi y la Diputación Foral de Bizkaia abordan la importancia del empleo en la recuperación económica y presentan avances del programa 3R Empresa

Empleabilidad e incorporación de talento para acometer los retos del futuro

El empleo y el desarrollo de talento que requerirán los nuevos perfiles profesionales serán cuestiones determinantes para que las empresas de la cadena de valor de la alimentación vasca afronten con garantías los desafíos que marcarán el futuro del sector. En un contexto de cambio acelerado por la Covid-19, el mantenimiento del empleo y la cualificación de las personas serán las llaves que permitan acometer con éxito asuntos que afectarán a la práctica totalidad de las empresas, tales como la sostenibilidad, la digitalización, la economía circular, el teletrabajo o el e-commerce.

Sobres estas cuestiones se ha dado pie a reflexionar en el encuentro organizado por el Cluster de Alimentación de Euskadi y la Diputación Foral de Bizkaia. Bajo el título de ‘Los retos del empleo en la cadena alimentaria vasca’, la jornada ha servido para compartir las necesidades de talento y habilidades clave que requerirá el sector en el corto y medio plazo. Asimismo, ha acogido la presentación de los objetivos y avances de 3R Empresa, el programa de empleo impulsado y financiado por Diputación para la reincorporación al mercado laboral de personas en situación de desempleo, en el que el Cluster de Alimentación actúa como entidad colaboradora.

La presentación del Programa 3R Empresa ha corrido a cargo de la Diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia, Teresa Laespada. En su intervención, Laespada ha explicado que las políticas y programas de su Departamento acompañan a las personas en su objetivo de encontrar un puesto de trabajo con la referencia siempre constante de las necesidades y perfiles demandados por las empresas. Por este mismo motivo, el programa 3R Empresa se desarrolla a través de agrupaciones sectoriales como el propio Cluster de Alimentación de Euskadi, la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM), ERAIKUNE (Cluster de la construcción), Gaia (Cluster del conocimiento y tecnología aplicada) y ACLIMA (Cluster de medio ambiente). En concreto, en el sector alimentario se han logrado hasta el momento más de medio centenar de inserciones de empleo.

Asimismo, ha recordado que estas políticas y programas de empleo también se desarrollan con un análisis de las dificultades del mercado laboral, “entre las que destacan la feminización del desempleo, la cronificación de algunas personas en el desempleo (mayores de 45 años, por ejemplo), o la dificultad de la población joven para acceder a un empleo de calidad”. “Aprovechemos el 100% del talento, no desaprovechemos nuestro potencial como sociedad”, ha agregado.

Talento y empleo para mejorar la competitividad

Por su parte, el Director General del Cluster de Alimentación de Euskadi, Jon Ander Egaña, ha enmarcado la jornada en la apuesta de la asociación por impulsar la mejora de la competitividad de sus empresas desde la óptica del talento y del mantenimiento y estímulo del empleo. Según ha señalado Egaña, la pandemia ha acelerado un necesario proceso de aprendizaje en las empresas de cara a saber aprovechar los territorios de oportunidad que se vislumbran en el horizonte.

Retos como el avance de las exigencias en materia de sostenibilidad medioambiental, el impulso a la Salud mediante la Alimentación, la transformación digital de las empresas, sin olvidar las nuevas formas de trabajo y la conciliación laboral, requieren, además de nuevas tecnologías y procesos, personas cualificadas para llevarlos a cabo, ha apuntado.

En este sentido, Jesús Fernández, Director Regional Norte de Randstad, ha afirmado que la crisis de la Covid 19 ha supuesto “un cambio sustancial en el atractivo laboral de todos los sectores de la economía”. El de alimentación y bebidas tampoco ha escapado de los efectos negativos de esta pandemia, “aunque es cierto que ha conseguido afrontarla desde una posición de fortaleza, dada su condición esencial”. 

“En este contexto, el sector alimentario se configura como uno de los más atractivos para ser palanca clave en la generación de empleo en el futuro, aunque no está exento de retos como el relativo a la formación de su personal activo, así como el de la coordinación con políticas de empleo dirigidas a capacitar al personal excedente de otros sectores en las nuevas habilidades y capacidades que el sector está demandando en el presente”, ha destacado.

Aprendizajes y oportunidades

Para finalizar la jornada, una mesa redonda ha congregado a cuatro empresas socias del Cluster que, desde sus diferentes posiciones en la cadena de valor, han hecho un balance de los aprendizajes y las oportunidades que la pandemia ha generado en sus organizaciones. En este debate han participado Igor Rodríguez, Director de Talento de Eroski; Santiago Aguirre, Director de Servicios Generales de Cafés Baqué; Javier Arbaiza, Director General de Salica; e Inés Osinaga, adjunta a Dirección del Grupo Vascolac.

En el caso de Eroski, Igor Rodríguez ha recordado cómo, a partir del establecimiento del estado de alarma, se dieron momentos con tanta actividad en las tiendas que “todas las personas que forman parte de Eroski pasaron a trabajar en ellas”. “Dentro de lo difícil de la situación, esto nos reconectó con nuestra esencia de cooperativa”, ha indicado. Por su parte, Javier Arbaiza ha hecho hincapié en “las ganas de colaborar y sacar adelante el trabajo” que demostró la plantilla de Salica, “La actitud de la gente fue fundamental”, ha subrayado.

En la misma línea, Inés Osinaga se ha centrado en el papel de las personas que conforman el Grupo Vascolac. “La clave está en averiguar su motivación para tirar hacia delante y estimularla”, ha afirmado. Así, ha destacado el rol desempeñado por las herramientas digitales a la hora de conectar a la plantilla. “Nos han permitido ser cercanos a nuestros trabajadores a pesar del distanciamiento social y han posibilitado el teletrabajo, elemento clave para la conciliación”. Finalmente, Santiago Aguirre ha explicado que la necesidad de tomar decisiones en un entorno cambiante y lleno de incertidumbre permitió a Cafés Baqué explorar nuevos modelos de negocio como el take away, con la finalidad de “adaptarse a lo que el consumidor demandaba a cada momento”.