Impulso a la evaluación de la sostenibilidad de los alimentos locales

En la jornada celebrada en Bilbao se han expuesto las fortalezas y debilidades que ofrecen los productos locales frente a los productos importados. Un nuevo sistema de evaluación de la sostenibilidad de los productos locales desarrollada por AZTI y NEIKER establece una sistemática que permite medir y comunicar de una forma estandarizada el valor ambiental, económico y social de estos productos.

Impulso a la evaluación de la sostenibilidad de los alimentos locales

El Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria Bittor Oroz ha inaugurado la jornada “¿Cómo fomentar la sostenibilidad de alimentos locales?” donde AZTI y NEIKER han presentado un sistema desarrollado conjuntamente para la evaluación de la sostenibilidad de los productos locales de Euskadi. El proyecto, impulsado por el Gobierno Vasco, pretende ser una herramienta que aporte una valoración cualitativa de los productos en base a criterios económicos, sociales y medio ambientales para favorecer un mayor consumo  y promoción  de los  productos locales.

Productos del sector agrícola como la patata de Álava o el tomate, productos pesqueros como el atún, o ganaderos como el queso o la leche de producción local no pueden competir en precio con los productos importados debido a los costes de producción asociados, sin embargo poseen un alto valor añadido sobre todo en términos de sostenibilidad social y ambiental. Muchas organizaciones e iniciativas enfocan sus esfuerzos en resaltar  estas fortalezas, sin embargo carecen de herramientas que engloben los argumentos necesarios para poner en valor todas sus bondades socio-económicas y ambientales de una forma rigurosa y medible.

Con el fin de facilitar la implantación a escala real, es importante aunar esfuerzos en el desarrollo de estrategias sencillas para la aplicación de la metodología de evaluación de la sostenibilidad que no conlleven una sobrecarga de trabajo para el sector para que de esta forma todos los productores y transformadores locales puedan cuantificar sus impactos, localizar sus puntos débiles con el claro objetivo de optimizar sus recursos, identificar sus fortalezas y comunicar al consumidor de una forma contundente y veraz el valor añadido del producto local.

La cooperación entre AZTI y NEIKER plantea una solución integral que cubre todos los aspectos necesarios para evaluar la sostenibilidad de toda la cadena de valor de los productos alimentarios. A su vez, esta solución impulsa la información y formación sobre los aspectos de sostenibilidad económica, social y ambiental a todos los agentes involucrados en la cadena. Ofrece un triple beneficio para las empresas al identificar opciones de mejora internas; para la administración, estableciendo líneas estratégicas de mejora de la sostenibilidad; y para los consumidores, aportando valor a los productos locales.

En su intervención inaugural, el viceconsejero Oroz ha destacado que la industria alimentaria vasca genera unos 15.000 puestos de trabajo, tiene unas ventas de aproximadamente 4.400 millones de euros anuales, con un 5% de crecimiento durante el año 2015.

Oroz ha valorado el proyecto como “una gran oportunidad que va a permitir reforzar las muchas iniciativas que actualmente se están fomentando tanto en la producción, en la transformación así como en el consumo de alimentos locales, en una clara apuesta por la innovación en toda la cadena de valor de la alimentación de Euskadi”.

Apoyo a los productos locales frente a los importados

Jaime Zufía, coordinador del Área de Procesos Eficientes y Sostenibles de AZTI, ha detallado la situación de un sector que produce y transforma en Euskadi y que se enfrenta actualmente a múltiples dificultades a la hora de competir con un mercado cada vez más globalizado”. De esta forma ha descrito el sistema de evaluación desarrollado como una herramienta que de forma cuantitativa y armonizada permite identificar las bondades de los alimentos vascos e identificar posibles opciones de mejora ambiental, social o económica con el fin de asegurar su sostenibilidad a largo plazo. ”

La presentación del sistema de evaluación de la sostenibilidad de los productos locales ha sido realizada por las investigadoras Olatz Unamunzaga, del Departamento de Producción Vegetal de NEIKER-Tecnalia, y por Saioa Ramos y Susana Etxebarria, del Área de Procesos Eficientes y Sostenibles de AZTI.

En la segunda parte de la jornada, Nagore García, del Área de Comunicación de HAZI ha presentado la iniciativa NIREA de desarrollo sostenible del medio rural y litoral; mientras que Miriam Molina, del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida del Queso Idiazabal ha hablado sobre los obstáculos de penetración en el mercado y ventajas de las certificaciones.

Una mesa redonda en la que han participado Alazne Uribarri (HAZI), Miguel Ángel Nafarrate (Eroski), Sergio González (Ortutik Ahora), Marijo Imaz (Ekoizpen-Orduña) y Eduardo Urarte (SlowFood Álava) ha cerrado la sesión. En la mesa se ha contrastado con todos los agentes la utilidad de la metodología presentada, y se han tratado temas como la propia definición de lo local o la necesidad de un sistema de certificación e identificación estandarizada para todos los alimentos que se producen en Euskadi.