Instrumentos de financiación para la innovación alimentaria

El pasado 5 de marzo tuvo lugar una jornada centrada en dar a conocer a las empresas asociadas las posibilidades existentes para financiar la innovación, así como las herramientas fiscales de las que disponen para maximizar el retorno de sus proyectos de I+D.

Instrumentos de financiación para la innovación alimentaria

Si bien la innovación es sin duda una de las principales palancas de crecimiento para las empresas de toda la cadena de valor de la alimentación, su financiación no deja de ser una constante fuente de preocupación. En este sentido, a través de las administraciones públicas existen diferentes vías de subvención de proyectos de I+D de las que, en ocasiones, se desconoce todo su potencial y alcance. Por ello, el Cluster de Alimentación de Euskadi organizó el pasado 5 de marzo una jornada dirigida a dar a conocer en profundidad a sus asociados las múltiples posibilidades para financiar la innovación que contemplan los programas de ayudas de organismos como el Gobierno Vasco, el Grupo SPRI-Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial o el CDTI-Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial, así como las herramientas fiscales de las que disponen las empresas para maximizar el retorno de estos proyectos.

En la jornada,  Gotzon Azkarraga e Iker Navea del Grupo Adigest —especializado en gestionar las ayudas que las administraciones ponen a disposición de las empresas—, abordaron los numerosos programas de ayudas del CDTI, especialmente beneficiosos para la financiación de proyectos desarrollados en colaboración con otras empresas. A este respecto, aconsejaron “no ir a la subvención por ir; lo primero es tener claro qué queremos hacer, con quién y con qué presupuesto”.  Respecto a los proyectos en colaboración con compañías de otros países, éstos han de ser “a largo plazo, estratégicos. Las ayudas no están pensadas para proyectos de rentabilidad inmediata, especialmente los que se desarrollan con países de fuera de la UE”.

También se dedicó un tramo de la jornada a analizar los programas puestos en marcha desde el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco: Sendotu 2019/2020, de ayudas financieras en forma de garantías a préstamos; Leihatu Berria, para la transformación y comercialización de productos; Leihatu Promoción, para su impulso en mercados exteriores; Elkarteak Alimentario, para asociaciones y federaciones profesionales y empresariales del sector; o las ayudas a la investigación, desarrollo e innovación en los sectores agrario, alimentario y pesquero.

En cuestión de eficiencia energética, se hizo hincapié en las ayudas del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Dinamizadas en Euskadi por el EVE-Ente Vasco de la Energía, son muy aconsejables para financiar proyectos de reducción del consumo de energía de una planta o de un proceso.

En sus intervenciones, los expertos de Adigest instaron a incentivar la puesta en marcha de proyectos innovadores en cooperación con otras empresas complementarias, dadas las condiciones de financiación favorables que existen. En este sentido, se puso en valor el trabajo del Cluster, tanto en su labor de fomento de la innovación como a la hora de conectar empresas y entidades de diversos ámbitos, favorecer espacios de encuentro y promover el desarrollo de proyectos compartidos.